Ubicación : Argentina / Santa Fe / Las Toscas
Tipo : obra construida
Proyecto y Dirección : BAarqs
Colaboradores : Guillermo Banchini, Ezequiel Manasseri, Marcos Dana, Bruno Bolognesi
Año : 2015
Asesores : Consultor Estructura : Jorge Bogado Ing., Angelone Bogado construcciones
Proveedores : Ladrillos Silma

SCC Las Toscas | BAarqs

Morfologías complejas, múltiples puntos de fuga, ángulos y escorzos son recursos que claramente refieren a la producción arquitectónica contemporánea. Su empleo puede optimizar la ventilación e iluminación natural o generar interesantes especialidades y sensaciones. Sin embargo, su inserción en un entorno consolidado puede producir un dilema que bien puede ser balanceado con la repetición sistemática de un elemento vernáculo por excelencia el cual, además de darle unidad al conjunto, logra recurrir al sitio como fuente, retomando sus tradiciones constructivas.

Se quiso generar un edificio “vernacular” desde el punto de vista de una relación discreta con su contexto, pero no como un historicismo nostálgico o un regionalismo crítico, sino más bien como un acercamiento único de un lenguaje universal transformado a una respuesta específica a una situación local.

Esta pequeña instalación con consultorios médicos y oficinas, está localizada en una ciudad en el extremo norte de la provincia de Santa Fe, Argentina. La ciudad de Las Toscas tiene 12.000 habitantes, sin embargo es una ciudad nodal para la región en varios aspectos infraestructurales. La ciudad se encuentra cercana al rio Paraná y el clima regional es húmedo subtropical.

La economía de la ciudad originalmente estaba basada en agricultura y comercio, pero se ha diversificado en el sector de servicios en las últimas décadas. El gobierno provincial decidió construir un hospital regional público en 2009.

El sitio específico fue donado por la ciudad en un acuerdo con el cliente y con el objetivo de que cumpla el papel de punto de partida para incrementar el flujo de servicios y también para ayudar a desarrollar el erosionado contexto central. Las exigencias del cliente requerían una oficina administrativa, tres consultorios médicos, un sector administrativo y un espacio de espera. Se entendieron dos condiciones inherentes al contexto: Temperaturas extremas tanto en invierno como en verano y la dificultad de encontrar buena mano de obra, excepto por los trabajadores artesanos del ladrillo.

Entendimos que nuestra estrategia, por un lado, tendría que cumplir con las expectativas de la ciudad en cuanto a intensificar flujos promoviendo la interacción “accidental”  con el público y al mismo tiempo cumplir con los requerimientos programáticos del cliente.

Uno de los objetivos principales en la propuesta fue la de reinterpretar la función del patio derivado de la casa chorizo [una típica casa de inmigrantes argentinos] como un centro social. Creemos que la intensificación social es uno de los aspectos claves para “urbanizar” un territorio.

El terreno se encuentra en una esquina, cerca del centro del pueblo. La normativa del lugar solo permite la construcción del 50% del total de la superficie [FOS 0.5], lo que desencadeno múltiples posibilidades tipológicas donde optamos por una estrategia de tipo “claustro” con dos barras perpendiculares entre sí que ayudarían a demarcar el solar. Una contiene los consultorios médicos y la otra el espacio de oficina. Esto permitió generar un patio orientado hacia el Norte articulando una continua conexión hacia la vereda-calle mediante una “promenade” inducida en la esquina. De esta manera, se creo un “puente” accidental disparando una integración social entre el espacio público y el privado. Se propuso construir el edificio completo de ladrillos y luego de investigar, se encontró una empresa que lanzo un nuevo ladrillo con una mezcla de piedra volcánica, el cual tiene buenas propiedades naturales para la absorción del calor y buenas prestaciones térmicas.

En términos de rendimiento, quisimos equilibrar nuestro presupuesto en el sentido de que la propuesta respondiera de manera integral a los aspectos funcionales, a su capacidad de adaptación a su contexto particular, a promover intensificaciones sociales y económicas y finalmente, a las implicancias tecnológicas funcionales. La “envolvente” del edificio es una superposición de dos “layers”: una primera “capa” o “filtro” generado a través de un patrón de ladrillos “crivados”  y la otra trasparente, de cierre hermético, compuesta por vidrio templados móviles. La estrategia de “scatter” o ‘crivado” fue articulada no solo como una interacción entre interior y exterior, sino también para dar respuesta a las diversas necesidades devenidas de los requerimientos programáticos. La estrategia de optimizar la ventilación e iluminación natural conjuntamente con la intensión de inducir múltiples puntos de fuga fueron balanceados para crear una articulación en la que la unidad repetitiva de la unidad del ladrillo finalmente pudiera articular el carácter arquitectónico de la obra. Ya en el interior, frente al patio se encuentra una envolvente vidriada que permite una interacción dialéctica entre interior y exterior como continuo. De esta manera edificio y contexto de fusionan en una suerte de efectos de “mimesis” en pos de reinterpretar un elemento inherente del contexto: una integración social natural y accidental a través de los usos.

Características
BAarqs
Comentarios
Todavía no hay comentarios, ¿Por qué no ser el primero?
Dejá un comentario
Criteria 1: Criteria 2: Criteria 3:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *