ProductosProductos

Cuando la Memoria opera en la ciudad / David Chipperfield en NY

Cuando la Memoria opera en la ciudad / David Chipperfield en NY
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

David Chipperfield interviene en Greenwich Village / Operaciones de la Memoria

Por Adrián Menichelli arq

La historia de la arquitectura de una ciudad puede entenderse también como un hecho  separado y complementario de su historia urbana, si entendemos la primera  como el estudio  y narración del patrimonio edilicio presente (y ausente) en una determinada  organización urbana, y la segunda  como la interacción  del espacio y la sociedad que, en su dimensión histórica , muestra una ciudad determinada. Esta relación de ida y vuelta entre el hecho arquitectónico y su contexto  de producción estaría en la base de toda selección posible  para la presentación de un listado de obras en cualquier historia de la ciudad, con una explicación mutua.(1)

Con esta imagen en el website de Greenwich Village Society for Historical Preservation, la agrupación que resguarda la memoria del barrio manifiesta su posición en relación al proyecto presentado por el estudio David Chipperfield Architects, contratado por un grupo de developers de New York para desarrollar este edificio sobre la calle Jane del Greenwich Village. 

Previo a la construcción de  un nuevo edificio en la ciudad de New York, hay una presentación que debe hacerse al vecindario o distrito donde está la propiedad. Cada uno de los distritos varía en gustos, pretensiones y oportunidades y hay algunos de ellos que están protegidos por motivos históricos. Hay una comisión especial que se ocupa de cada uno de los edificios que se construyen en este tipo de sectores protegidos.. Landmarks Preservation Commission (LPC) es la parte de la municipalidad que se ocupa de todos los edificios de la ciudad que caen en está categoría.

la ley encarga a la comisión para asegurar [que los edificios] sean estéticamente apropiados para su entorno y los cambios puedan ser vistos por el publico inmediatamente” Enunciado del Greenwich Village Society for Historical Preservation es una agrupación de carácter barrial que detecta y condiciona a la comisión de Landmarks ver: http://www.gvshp.org/_gvshp/preservation/fwv/fwv-02-16-16.htm Febrero/2017

En el caso de el Greenwich Village el distrito entero es considerado histórico y sumado a la comisión municipal hay grupos independientes de vecinos y profesionales que defienden la conservación de los edificios y junto con la LPC constituyen un límite a las ambiciones de los desarrolladores que saben muy bien lo que vale el metro a la venta en estas áreas.

Landmarks Preservation Commission, Comisión de preservación de edificios históricos (n.del t.). Ver las reglas que aplican a estos edificios en este link: http://www.nyc.gov/html/lpc/downloads/pdf/pubs/rules.pdf Febrero 2017

David Chipperfield es un arquitecto inglés que ha dedicado gran parte de su carrera al desarrollo de museos en varias e importantes ciudades del mundo. Ha publicado varios artículos en revistas de gran reputación como Architectural Review y L’Architecture d’Aujourd’Hui. Sus obras van desde museos para colecciones privadas como el de  Jumex de México, hasta instituciones estatales como Neues Museum de Berlín. Actualmente está construyendo un edificio mixto (residencial y comercial) en Bryant Park en New York; el James Simon Galerie, una nueva entrada en el Museo de la Isla en Berlín, otro proyecto mixto (oficinas y residencial) cerca de Waterloo en Londres; el Palacio de Justicia en Salerno Italia; y la central de la compañía de cosméticos Amorepacific en Seúl. Durante su carrera ha acumulado más de cien premios internacionales y lo han citado innumerables veces debido a su excelente y comprometido diseño. La reputación de la oficina de David Chipperfield Architects establece un compromiso en el aspecto colaborativo de creación de la arquitectura y un fuerte enfoque en las ideas de diseño de alta calidad para llegar a una solución que tiene un carácter arquitectónico, social e intelectualmente coherentes.

Ver David Chipperfield Architects en https://davidchipperfield.com Febrero/2017

David Chipperfield Architects fue contratada por un grupo de developers de New York para desarrollar un proyecto sobre la calle Jane del Greenwich Village que se suma a otros emprendimientos que los mismos desarrolladores tienen en la misma calle y en también en otras partes de la ciudad. El zoning reconoce en el área (C1-6) alta densidad residencial en distritos comerciales, impone límites de altura y retiro arriba de cierta elevación, para calles anchas o angostas (10 o 15 pies respectivamente).

Ver Edward J. Minskoff Equity en http://www.ejmequities.com Febrero/2017

La propuesta inicial para este proyecto fue presentada en Mayo / Junio del 2016 y consistió en un edificio de seis pisos y dos townhouses (dúplex) con acceso desde la calle (6). Debido a la ubicación de la propiedad debió ser evaluada por la LPC, como se indicó más arriba. El edificio y su propuesta causaron gran revuelo al punto que las reuniones de la comisión se vieron colmadas de vecinos y asociaciones comprometidas con la preservación del vecindario (Greenwich Village Society for Historical Preservation es una de ellas).

Ver presentación pública en este link: http://www.gvshp.org/_gvshp/pdf/160506_DRAFT_Landmarks%20presentation.pdf Febrero/2017

Unas de las primeras críticas que se le hicieron al diseño fue su materialidad (hormigón en paneles) que contrasta con las tradicionales casas y edificios de renta de  ladrillo visto. Otras críticas quizás más desafiantes que fundadas, tenían que ver con su excesivo tamaño o la falta de escala. El testimonio de uno de los vecinos reclamaba el sol que la construcción le iba a quitar. Otros criticaron  la altura de cada piso, unos 4.5 mts cuando lo estándar son 2.40 mts (8 pies), proclamando que éstas eran “alturas billonarias”. Un miembro de la Real Estate Board of New York que vive en la calle Jane también criticó el proyecto y le recordó a la LPC que su función es “proteger la vida y el aire del vecindario”.

Ver  todas las críticas relevadas por un blog que se llama Curbed New York: http://ny.curbed.com/2016/6/21/11993508/landmarks-preservation-commission-jane-street-david-chipperfield Febrero/2017

1119 Jane Street era un antiguo y deteriorado estacionamiento de dos niveles. Si bien carece de gran valor arquitectónico, solo por estar en el distrito histórico, merece ser tratado por la comisión ya que es parte de los escenarios que constituyen la memoria del Village. Su demolición quizás no ofrecía mucha duda, aunque algunos la objetaron, este es el testimonio de Andrew Berman de la Greenwich Village Society for Historic Preservation(G.V.A.H.P.):

Estos edificios tienen la simple pero atractiva forma del siglo XX en cuanto a detalles y contribuye con la sensibilidad del espacio y la variedad de escalas del Village. Sus modestas proporciones de solo dos pisos contrasta con las históricas residencias y edificios comerciales que lo rodean, permitiéndole  permanecer en un segundo plano”.

Ver GVSHP website y sus comentarios: http://www.gvshp.org/_gvshp/preservation/fwv/fwv-05-06-16.htm Febrero/2017

Luego de está primera ronda de críticas hubo otras tres reuniones con la comisión, seguida muy de cerca por la G.V.A.H.P. hasta que finalmente este mes la obra fue aprobada y los permisos tramitados para arrancar con la construcción.

Si bien la obra de David Chipperfield es criticada por Josep Maria Montaner por carecer de contextualidad,

Ver Josep Maria Montaner “La condición contemporánea de la arquitectura”, Gustavo Gili SL, Barcelona 2015 pag.45

esta sería un buena excepción ya que realmente su contextualidad fue verificada por la comisión y su desarrollo va dando cuenta de su adaptación al entorno construido. Su propuesta final está muy tomada de típicos edificios de renta en NY y finalmente con su fachada de ladrillo, amalgamada con sus vecinos. La elevación propuesta tiene el lenguaje y las proporciones de la arquitectura florentina de los palacios (Medici o Strozzi). La relación entre las ventanas y el muro, incluso la cornisa sobre el parapeto antes del retiro, así como también en la abstracción de las ventanas en clara alusión ese lenguaje. Todo confluye en Florencia para mostrar esa solidez y el peso que las familias en aquella sociedad tenían. En New York las cosas no son tan diferentes y el Village puede evocar la comparación con las familias florentinas con poder. Quizás es por eso que los arquitectos han elegido está expresión florentina que muestran su última elevación.

Comenzaron con un edificio con una impronta, materiales y colores más contemporáneos en su concepción, el muro muy desmaterializado por los grandes ventanales que dejan lugar a esbeltas columnas  para formar una grilla combinada con las losas que se muestran piso a piso. Siempre apelando a los elementos del lenguaje clásico con una profunda abstracción como lo hizo en su edificio para One Pancras Square, Londres donde todo se resume a un juego de columnas y losas que en proporciones y composición evocan los grandes templos clásicos.

Los materiales aluminio y paneles de hormigón le daban al conjunto un aire muy moderno que el LPC claramente criticó, al punto tal que le preguntaron por qué había usado dichos materiales cuando claramente todo el vecindario está construido con ladrillo con diferentes tonalidades pero ladrillo y no “hormigón”. Quizás la pregunta no fue respondida con habilidad y tras el rechazo inicial,  los arquitectos presentaron una segunda propuesta.

Lo que se pone de manifiesto es la ciudad que necesita renovar su stock edilicio pero sin olvidar su memoria que es en realidad lo que le está proveyendo ese valor extra que tiene un edificio en ese lugar. La ciudad va a renovarse y lo hará a pesar de la tendencia conservadora de sus habitantes,  ya que va cediendo a las necesidades de un mercado que continuamente busca en el valor de la tierra la respuesta a sus demandas. El contrapunto está dado por un lado, por el alto valor que tiene cierta área de la ciudad debido su memoria urbana. Por el otro, por los sistemas de especulación que buscan construir la mayor cantidad de metros cuadrados para la venta. Si se suman nuevas construcciones y se demuele lo que constituye ese recuerdo, ese valor agregado de la memoria se disuelve en el tiempo. Hay un equilibrio muy sutil entre el crecimiento y la memoria que, si bien no es tarea fácil,  es quizás donde habría que apuntar. Muy audaz y persistente (aunque muchas veces con más prepotencia que conocimiento) es la tarea de estas comisiones que tienen como fin mantener la escala y el valor de sus barrios y reaccionar cuando este equilibrio se ve comprometido.

“(…) Muchos de nosotros hemos vivido aquí por más de 25 años, algunos de nosotros toda nuestra vida, y mientras el desarrollo es una parte natural de la evolución de nuestra ciudad, con el tiempo el Village ha comenzado a sentirse decididamente menos Village” 

Ver carta de la Greenwich Village Society for Historical Preservation a la Landmarks Preservation Commision.http://www.gvshp.org/_gvshp/pdf/Open%20Letter%2011%20Jane%20St.pdf Febrero/2017

Este es el desafío y se necesita de todos los actores de la ciudad para poder encontrar un lugar común para desarrollar y conservar ya no la memoria del Village sino la memoria que nos toque en la ciudad en la que vivimos.

 

Arq. Adrian F. Menichelli
amenichel@hotmail.com

(1)  Horacio Caride Bartrons, Luis F, O’Grady, Diego Benvenuto “Buenos Aires, una guía de arquitetura Tomo1. 1580-1887. Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo, Buenos Aires – 2011 – La cita es del Estudo preliminar firmado por Horacio Caride Bartrons.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
1 Marzo, 2017 / 2 Comentarios / por / en
  • ADRIAN MENDES dice:

    Me parece que el resultado fue ecuánime. La intevencion de la comisión del barrio mejoro el resultado.
    Es verdad que no sucede en todos los casos, pero en este resulto. Creo que la exigencia seria conveniente
    que se produzca en ambos casos, los profesionales mas atentos al contexto y las juntas vecinales con mas profesionales opinando
    con conocimiento de causa, algo que no sucede en todos los casos. En buenos aires existen estas comisiones y muchas veces se convierten mas que nada en una maquina de impedir. Muy interesante el caso

    • En este caso muchas de las criticas que se hiciedon durante las cuatro reuniones como dije en el articulo eran mas voluntariosas que fundadas. Basicamente si el zoning dice que se pueden construir X mts de altura . . . . uno esta en su derecho y no hay comision que pueda contra eso. Pero siempre sirve para moderar y evitar que caiga un plato volador en el medio de un barrio antiguo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *